Widget Image
Lunes - Viernes: 9:00h - 14:00h
965 302 839
965 457 945
Widget Image
965 302 839
Lunes - Viernes: 8:00h - 14:00h
EnglishGermanFrenchRussianSpanishDutchNorwegian
Title Image

Fertilidad y analisis clinicos

Fertilidad

Infertilidad

La fertilidad depende de la interacción de varios factores. Las hormonas producidas por el hipotálamo, la hipófisis (pituitaria) y las glándulas tiroideas así como las producidas por ovarios y testículos juegan un papel determinante en el control y mantenimiento de la reproducción.

La infertilidad se diagnostica cuando después de mantener relaciones sexuales durante 12 meses sin protección alguna o métodos de anticoncepción no se consigue un embarazo. También puede diagnosticarse en caso de que una mujer no consiga mantener un embarazo hasta el final, aborto.

En mujeres la infertilidad se define como la incapacidad de quedarse embarazada o la incapacidad de que el embarazo acabe con el alumbramiento de un recién nacido.
En varones, la infertilidad se corresponde con la incapacidad de fertilizar a una mujer.

La infertilidad puede asociarse a cualquiera de los pasos descritos anteriormente. Se estima que cerca de un 10% de parejas sufre problemas de fertilidad. Algunas causas de infertilidad son fáciles de identificar y de resolver pero otras son más complejas ypueden afectar a uno o a ambos miembros de la pareja.

Se estima que la infertilidad se debe a problemas en la mujer en aproximadamente un 60% de los casos y a problemas en los varones en cerca del 25% de los casos. El porcentaje restante no muestra una razón claramente identificable que justifique la infertilidad.

 

Pruebas de fertilidad femenina

La evaluación inicial de la fertilidad femenina empieza por una historia personal y familiar juntamente con una exploración física exhaustiva. Se dispone de una gran variedad de pruebas que pueden ayudar al diagnóstico y a tratar el problema.

Las pruebas en sangre para determinar diversas hormonas son de gran ayuda para determinar la causa de la infertilidad:

Hormona Antimulleriana
LH
FSH
Prolactina
Estradiol
Progesterona
SHBG

Debido a que los cambios en la función de la hipófisis y del tiroides también pueden afectar a los ciclos menstruales y a la ovulación, también son útiles las pruebas en las que se determina la función tiroidea (TSH y/o T4) y los esteroides como la testosterona y el DHEA-S.

 

Pruebas de fertilidad masculina

En los varones, el estudio del semen, es el principal análisis para estudiar la fertilidad masculina.
Una correcta recogida de la muestra y una evaluación inmediata del eyaculado permiten detectarde manera rápida cualquier anomalía en el número de espermatozoides, su forma y su movilidad.

Para determinar la funcionalidad espermática debe utilizarse la tecnología informática. Entre las pruebas sanguíneas se incluyen:

Testosterona total y libre
LH
FSH
Prolactina
SHBG

En algunos casos se requiere una biopsia testicular para identificar problemas en la producción espermática, o para detectar crecimientos anormales, tumores, desarrollo o maduración incompleta de los órganos reproductores.

 

Espermiograma

El estudio del semen mide la cantidad y calidad del fluido liberado durante una eyaculación. Evalúa tanto la parte líquida, conocida como semen o líquido seminal, como las células móviles conocidas como espermatozoides, que se evalúan al microscopio.
El semen es una sustancia viscosa y blanquecina que contiene espermatozoides y otros productos de diversas glándulas. El semen es bastante espeso en el momento de la eyaculación pero al cabo de unos minutos ,10 a 30 minutos, se vuelve más líquido.
Los espermatozoides son células reproductivas que constan de una cabeza, un cuerpo o parte central y una cola; contienen una copia de cada cromosoma con todos sus genes. Los espermatozoides son móviles. Esta propiedad les permite desplazarse hasta el óvulo y fusionarse con él, resultando este proceso en la fecundación.
El volumen de semen en una eyaculación varía entre 1.5 y 5.5 ml de fluido, que contiene como mínimo 20 millones de espermatozoides por ml, así como cantidades variables de fructosa, sustancias tampón, sustancias coagulantes, lubricantes y enzimas cuya función es la de asegurar la viabilidad de los espermatozoides y el proceso de la fertilización.
El estudio del semen mide:
• Volumen del semen
• Consistencia del semen (viscosidad)
• Concentración de espermatozoides (densidad)
• Número total de espermatozoides
• Movilidad de los espermatozoides (el porcentaje capaz de moverse, así como la vitalidad y dirección en la que se mueven)
• Número de espermatozoides normales y anormales (defectuosos), en relación a su forma y medida
• Licuefacción
• pH (acidez)
• Número de espermatozoides inmaduros
• Número de leucocitos (células indicativas de infección).
• Se pueden realizar pruebas adicionales en caso de que el recuento de espermatozoides sea bajo, o si los espermatozoides tienen escasa movilidad, morfología anómala o si el semen es anormal. Estas pruebas adicionales permiten identificar anomalías como la presencia de anticuerpos espermáticos, niveles anómalos de hormonas (testosterona, FSH, LH, prolactina) o un número excesivo de leucocitos. Pueden realizarse también pruebas genéticas específicas para detectar trastornos asociados a esterilidad.

 

Hormona Antimulleriana (AMH)

La hormona antimulleriana (AMH) es producida en los testículos masculinos y en los ovarios femeninos es decir en los tejidos reproductores.
Los testículos producen AMH en las primeras fases del desarrollo de un bebe de sexo masculino, promoviendo el desarrollo de los órganos reproductores masculinos e inhibiendo así el desarrollo de órganos reproductores femeninos. Hasta la pubertad el nivel de AMH permanece elevado en niños, a partir de ese momento comienza a disminuir.
Cuando se produce poca cantidad de AMH, como en el caso de los bebes de sexo femenino, se promueve el desarrollo de estructuras reproductoras femeninas. Los niveles en niñas se encuentran bajos hasta la pubertad, entonces los ovarios comienzan a producir y los niveles aumentan. Posteriormente van disminuyendo de manera constante hasta el momento de la menopausia donde los niveles son muy bajos o indetectables.
La cantidad de AMH constituye un reflejo del desarrollo del folículo ovárico, permitiendo mantener un balance en las oscilaciones cíclicas de las hormonas lutropinas (LH) y folitropina (FSH) durante la ovulación , proceso de maduración y liberación del óvulo.

Diferentes estudios revelan la utilidad para predecir la reserva ovárica a través de los niveles de AMH, pudiendo así establecer las posibilidades de que una mujer pueda quedar embarazada.
Es un marcador útil en la evaluación del estado fértil de una mujer ya que va disminuyendo significativamente al acercarse a la menopausia y siendo prácticamente indetectable después.
Existe una asociación entre niveles elevados de AMH y un transtorno ovárico conocido como síndrome del ovario poliquístico. El exceso de folículos que existe provoca que se produzcan niveles aumentados de hormona.
En algunos tumores ováricos , benignos o cancerosos, el tumor puede producir la hormona que puede utilizarse como marcador tumoral para monitorizar la eficacia del tratamiento y posibles recurrencias.

 

Testosterona

La testosterona es sintetizada casi exclusivamente por las células de Leydig de los testículos. La secreción de la testosterona está regulada por la hormona luteinizante (LH) y está sujeta a una retroalimentación negativa a través de la hipófisis y el hipotálamo.
La mayoría de la testosterona circulante está ligada a proteínas de transporte, a la globulina fijadora de las hormonas sexuales (SHBG)
La determinación de la testosterona en las mujeres ayuda en el diagnóstico del síndrome androgénico (AGS), o de los ovarios poliquísticos.
La testosterona se determina en hombres cuando se sospecha una disminución de la producción de la testosterona, como por ejemplo en el hipogonadismo, en la terapia con estrógenos, o en los casos de aberraciones.

 

Estradiol

Los estrógenos son responsables del desarrollo de las características sexuales secundarias femeninas. El estrógeno biológicamente más activo es el 17β-estradiol.
Los estrógenos son producidos principalmente por los ovarios (folículo, cuerpo lúteo), pero también se forman pequeñas cantidades en los testículos y en la corteza suprarrenal. Durante el embarazo, los estrógenos se forman principalmente en la placenta.
Alrededor del 98% del estradiol se une a proteínas de transporte, la globulina fijadora de las hormonas sexuales (SHBG)
La secreción de estrógenos es bifásica durante el ciclo menstrual. La determinación del estradiol se utiliza clínicamente para evaluar los problemas de fertilidad en el eje gónado-hipotálamo-hipofisario. Otras indicaciones clínicas son el seguimiento de la terapéutica de fertilidad y la determinación del tiempo de ovulación en el marco de la fertilización in vitro.

 

Hormona Luteinizante (LH)

Como la FSH (hormona foliculoestimulante), la LH (hormona luteinizante) pertenece a la familia de las gonadotropinas. La LH y la FSH regulan y estimulan el crecimiento y el funcionamiento de las gónadas (ovarios y testículos) de modo sinérgico.
En las mujeres, las gonadotropinas actúan dentro del circuito regulador hipotálamo-hipófisis-ovario para controlar el ciclo menstrual.
La LH y la FSH son liberadas de forma pulsátil por las células gónadas trópicas de la hipófisis anterior, pasando a los ovarios a través de la circulación sanguínea. En los ovarios, las gonadotropinas estimulan el crecimiento y maduración del folículo y, por consiguiente, la biosíntesis de los estrógenos y progesteronas.
Las concentraciones de LH más elevadas ocurren durante el pico, a mitad del ciclo menstrual, e inducen la ovulación y formación del cuerpo lúteo, cuyo principal producto segregado es la progesterona. En las células de Leydig de los testículos, la LH estimula la producción de testosterona.
La determinación de la LH sirve para reconocer perturbaciones funcionales en el sistema hipotálamo-hipófisis-gónadas.

 

Hormona Foliculoestimulante (FSH)

Es una hormona vinculada con la reproducción y con el desarrollo del óvulo en las mujeres y de los espermatozoides en los varones.
En mujeres, la FSH estimula el crecimiento y maduración de los folículos ováricos durante la fase folicular del ciclo menstrual, con una duración aproximadamente de 14 días.
Cuando se alcanza la menopausia, los ovarios dejan de funcionar, y simultáneamente la FSH y la LH aumentan.
En varones, la FSH estimula a los testículos para producir esperma maduro y promueve la producción de las proteínas fijadoras de andrógenos. La concentración de FSH en los hombres es relativamente constante después de la pubertad.
Trastornos que afectan al hipotálamo, a la hipófisis y a los ovarios o testículos pueden ocasionar la producción de cantidades alteradas de FSH, ya sean insuficientes o en exceso, resultando en una serie de situaciones como pubertad tardía o precoz, alteraciones de los ciclos menstruales o infertilidad.

 

Prolactina

La prolactina se sintetiza en la hipófisis anterior y se secreta en episodios.
La prolactina aparece en el suero en tres formas diferentes. La forma monomérica biológica e inmunológicamente activa es predominante (aproximadamente el 80%), el 5-20% está presente en la forma dimétrica biológicamente inactiva, y el 0,5-5% está presente en la forma tetramérica, con baja actividad biológica.
El órgano objetivo de la prolactina son las glándulas mamarias, cuyo desarrollo y diferenciación son promovidos por esta hormona. Durante el embarazo, la concentración de prolactina aumenta bajo la influencia de la elevada producción de estrógeno y de la producción de progesterona. La acción estimulante de la prolactina en las glándulas mamarias da lugar a la lactancia en el posparto.
La hiperprolactinemia, en hombres y en mujeres, es una de las principales causa de problemas de fertilidad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Preocupado

por tu salud?

Lo importante es la prevención. Desde Salud LTS tendrás toda la información necesaria
para controlar y por lo tanto cuidar tu salud.

 

Newsletter boletín y novedades de tu interés.

Esta información nunca se comparte con empresas de terceros

GRACIAS!