Widget Image
Lunes - Viernes: 9:00h - 14:00h
965 302 839
965 457 945
Widget Image
965 302 839
Lunes - Viernes: 8:00h - 14:00h
EnglishGermanFrenchRussianSpanishDutchNorwegian
Title Image

Marcadores de Anemias

Marcadores de Anemias

Anemia por déficit de hierro

El hierro es un elemento esencial para la producción de hematíes. Es un componente del grupo “hemo”, una parte de la hemoglobina, que es la proteína de las hematíes que transporta el oxígeno en el cuerpo. Las reservas se utilizan cuando no se ingiere una cantidad de hierro suficiente para las necesidades del organismo. Cuando las reservas se agotan, se forma menos hemoglobina y se produce una anemia.

La carencia de hierro es la causa más común de anemia. Los síntomas dependen del grado de disminución del nivel de hemoglobina. Los signos y síntomas más comunes incluyen sensación de cansancio, fatiga o falta de energía.

Algunas causas de deficiencia de hierro incluyen:

-Sangrado. Si es excesivo o dura algún tiempo (crónico), el cuerpo puede no ingerir suficiente hierro o no tener reservas en cantidad necesaria para reponer los hematíes perdidos. En mujeres, la deficiencia de hierro puede deberse a una menstruación excesiva. En hombres o en mujeres después de la menopausia, el sangrado en general es consecuencia de enfermedades intestinales, como úlceras o cáncer.

-Deficiencia dietética. La deficiencia de hierro puede ser el resultado de su ingesta insuficiente en la dieta, especialmente en los niños y las mujeres embarazadas, que tienen mayores necesidades. Las embarazadas o las que están amamantando desarrollan con frecuencia esta deficiencia porque el bebé necesita gran cantidad de hierro para crecer. La carencia puede resultar en bajo peso al nacer o en prematuridad. Para evitar estas complicaciones, las mujeres embarazadas deben tomar suplementos de hierro como rutina. Los recién nacidos amamantados por las madres con deficiencia de hierro también pueden desarrollar anemia.

-Mala absorción de hierro. Algunas enfermedades perjudican su absorción en el intestino, pudiendo causar anemia. Es lo que ocurre, por ejemplo, en la enfermedad celíaca y en la enfermedad de Crohn.

 

Hierro

El hierro es un elemento constituyente de las cromoproteínas transportadoras del oxígeno, hemoglobina y mioglobina, así como de varias enzimas, en particular citocromo oxidasa y peroxidasas.

La concentración de hierro en el suero resulta principalmente de la aglutinación de Fe (III) con transferrina del suero y no incluye el hierro existente en el suero como hemoglobina libre.

La concentración de hierro en el suero se reduce en gran parte de los individuos con anemia por insuficiencia de hierro, pero no en todos; En enfermedades inflamatorias agudas o crónicas, en particular infarto de miocardio; O en hemorragias, o en la menstruación.

La deficiencia de hierro se trata con suplementos de hierro. Sin embargo, cuando hay sospechas de pérdida de sangre anormal, se deben realizar otros exámenes para determinar la causa del sangrado. Cuando ésta es encontrada y tratada, la anemia generalmente desaparece.

Las concentraciones superiores a las normales de hierro en suero ocurren en enfermedades por sobrecarga de hierro.

 

Ferritina

La medición de ferritina en suero es un indicador útil de los niveles de hierro en el cuerpo humano en personas normales, y en individuos con deficiencia de hierro.

Los niveles de ferritina disminuidos indican normalmente anemia con deficiencia de hierro.

Siendo una proteína de fase aguda, se observó un aumento de la concentración de ferritina en un gran número de enfermedades crónicas como desórdenes de inflamación crónica; Enfermedad cardíaca; Y procesos malignos, especialmente linfomas, leucemias, cáncer de mama y neuroblastoma.

Las concentraciones de ferritina pueden ser extremadamente elevadas en pacientes que sufren de hemocromatosis y determinadas enfermedades que afecten al hígado.

 

Transferrina

La transferrina es la principal proteína del plasma para el transporte del hierro. La transferrina es en gran parte, sintetizada por el hígado.

La determinación de los niveles de transferrina en el plasma es útil en el diagnóstico diferencial de anemia, incrementandose en la anemia por deficiencia de hierro.

Los altos niveles de transferrina se producen durante el embarazo y durante la administración de estrógenos.

Disminuye en condiciones asociadas a un aumento de la pérdida de proteínas, como el síndrome nefrótico, los estados de deficiencia de proteínas y la enfermedad hepática crónica.

La transferrina es una proteína de fase aguda negativa y disminuirá durante cualquier estado inflamatorio o maligno.

 

Anemia por déficit de vitamina B12 y ácido fólico

Las anemias resultantes de deficiencia de vitamina B12 o de folato se llaman anemias macrocíticas o anemias megaloblásticas, porque los hematíes son mayores que los normales. La falta de estas vitaminas perjudica el desarrollo y la división de los precursores de los hematíes, produciendo grandes hematíes y anemia.

La deficiencia de vitamina B12 puede provocar síntomas generales de anemia y problemas neurológicos, como:

Debilidad o fatiga.

Falta de energia.

Insensibilidad u hormigueo que comienza en las manos y los pies.

Otros síntomas pueden incluir debilidad muscular, reflejos lentos, pérdida del equilibrio y marcha inestable. En casos graves puede producirse confusión, pérdida de memoria, depresión y / o demencia.

 

Vitamina B12 y Ácido fólico.

La vitamina B12 y el folato son parte del complejo B de vitaminas. El folato se encuentra en vegetales verdes, frutas cítricas, frijoles y guisantes, hígado y levadura. La vitamina B12 se encuentra en productos animales, como carne roja, peces, aves, leche y huevos. Recientemente, cereales, panes y otros productos de granos enriquecidos también se convirtieron en una fuente importante de vitamina B12 y de folato.

La vitamina B12 y el folato son importantes para la síntesis de ADN y así para la formación de hematíes normales y la reparación de tejidos y células. La vitamina B12 también es fundamental para la salud de los nervios. La deficiencia de folato o de vitamina B12 puede causar anemia megaloblástica. En este tipo disminuye la producción de hematíes y las producidas son mayores (macrociticos) y tienen una vida más corta que los hematíes normales. La anemia resultante causa fatiga, debilidad y otros síntomas. La deficiencia de vitamina B12 también puede causar diversos grados de neuropatía, con hormigueo e insensibilidad de las manos y los pies. La deficiencia de folato al inicio del embarazo puede aumentar el riesgo de defectos del tubo neural en el feto, como espina bífida. Las diversas causas de deficiencia de vitamina B12 o de folato incluyen:

Ingestión insuficiente

El cuerpo humano almacena vitamina B12 en el hígado en cantidad suficiente para varios años y se obtiene con facilidad en la dieta normal. Por lo tanto, es muy rara la deficiencia por ingestión insuficiente. A veces ocurre con desnutrición general o en vegetarianos estrictos, que no consumen ningún producto de origen animal, incluyendo leche y huevos. Como los niños no tienen las reservas de los adultos, la deficiencia de vitamina B12 se manifiesta más temprano.

La deficiencia de folato ya fue más común pero se volvió rara con el uso de cereales, panes y productos de granos fortificados. Como las reservas de folato en el cuerpo son menores que las de vitamina B12, el folato debe ser ingerido con mayor frecuencia.

Mala absorción

Deficiencia de vitamina B12 o de folato pueden ser observadas cuando hay problemas de absorción en el intestino delgado. Estos problemas incluyen:

-Enfermedad celíaca.

Crecimiento bacteriano excesivo en el estómago y los intestinos.

Reducción de la producción gástrica de ácido, que es necesario para separar la vitamina B12 de las proteínas en los alimentos.

-Anemia perniciosa. Es la causa más común de deficiencia de vitamina B12. Las células parietales del estómago producen una proteína llamada factor intrínseco, que se une a la vitamina B12, permitiendo su absorción en el intestino delgado. En la anemia perniciosa, falta un factor intrínseco, lo que impide la absorción de la vitamina. Las cirugías que retiran parte del estómago (con las células parietales) o del intestino pueden disminuir mucho la absorción.

Pérdida excesiva:

-Enfermedad hepática o enfermedad renal.

-Alcoholismo. El consumo excesivo de alcohol disminuye la absorción y aumenta la excreción renal de vitamina B12 y de folato.

-Algunos medicamentos perjudican la absorción o la acción del folato, como fenitoína, metformina y metotrexat.

-Aumento de las necesidades; Las mujeres embarazadas tienen mayor necesidad de folato para el desarrollo normal del feto. Deficiencia de folato antes del embarazo se intensifica durante la gestación, pudiendo causar prematuridad o defectos del tubo neural.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Preocupado

por tu salud?

Lo importante es la prevención. Desde Salud LTS tendrás toda la información necesaria
para controlar y por lo tanto cuidar tu salud.

 

Newsletter boletín y novedades de tu interés.

Esta información nunca se comparte con empresas de terceros

GRACIAS!